miércoles, 14 de diciembre de 2016

Poema DESCENDENCIA




DESCENDENCIA



Sin preguntar a nadie,

simplemente

llegaron.

No hicieron caso de advertencias o prohibiciones.

Se anunciaron con las consabidas señales de siempre,

no planeados

no esperados,

no meritorios de reproche alguno.

Solo…vinieron.

Se dejaron caer,

en horas arbitrarias

dando paso al miedo

la sorpresa y el dolor.



Se asomaron, impostergablemente

en forma salvaje,

partiendo en dos su cintura

quebrantando sus caderas

separando sus piernas con la impetuosidad de una bestia.

¡Maravilla paradójica!

Poderosos y frágiles,

moldeables, gelatinosos, atávica porfía,  ellos…

NACIERON

a contrapelo de la Vida

en mezquinos intervalos de uno o dos años.

Amasijos en rosa de brazos y piernas

apenas dilatando la nariz

hasta lograr el zarpazo de oxígeno

que expandirá sus pulmones.

Desdeñando el gemido,

dando vida al aullido, nacieron

para sentar soberanía sobre su pecho.

Para beber de la sangre

y mordisquear el pezón de la hembra

de ojos aterrados

que por reflejo, los recibe

los palpa, los recorre

los huele y respira en un segundo,

hasta que surge el milagro:

“su pupila en la mía”.

Y ella, al saberlos, se condena para siempre por Amor.





Amanda Espejo

Quilicura / diciembre - 2016



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Este espacio está abierto para tus impresiones. Úsalo con el mismo respeto conque yo me muestro para ti.
Se agradece...