martes, 30 de diciembre de 2008

Poema AL BARQUERO COMPASIVO






Llévame ahora, Caronte,

cuando aún recuerdo tu nombre y el mío:

Amanda, el elegido,

los apellidos heredados lancémoslos al agua....

de nada sirven ni han servido.

Llévame ahora, Compasivo,

cuando mis piernas aún pueden dar el gran salto.

No esperes las lunas tristes del mañana

en que he de reptar como un gusano.

Llévame ahora, Incorruptible,

cuando aún persisten cuatro pelos en mi pubis

y mi pezón izquierdo, siempre más altanero,

camina erguido hacia lo inevitable.



Llévame ahora y completa,

con cada parte de mis partes en su parte.

No me castigues con el desmembramiento

con el desarme de mi vida en vida.

Llévame con un algo de frescor en la memoria

para firmar así mis deseos de despedida:

Que nadie me recuerde, que nadie me olvide

Nadie más que NADIE estuvo siempre a mi lado.



Llévame ahora, Atinado,

mientras ondean pañuelos blancos y besos en el puerto.

No me condenes a la humillación de sus espaldas...

Yo siempre miré de frente.

Llévame ahora hasta el abrazo de mis hermanos:

los que como yo, nunca aceptaron ni entendieron,

ni supieron descifrar la ausencia de sentido.

Llévame al dulce oasis de La Isla de los Muertos,

el lugar de llegada de donde nunca hube de partir.

Llévame a recordar y reencontrar sus remansos

para refrescar mi frente y mis recuerdos candentes:

no hubo fuego que no se ensañara en mi pecho,

el hielo, sólo anidó en la curva de mi espalda.



Llévame pronto y en lento,

mudo barquero de los mitos ciertos.

Llévame desnuda de subterfugios y aún de mis textos.

Estos, han de quedar en esta orilla,

dispersos de puerta en puerta

como herencia descartada, no deseada

mas, a falta de referencias

única prueba confiable de mi inútil existencia.







Amanda Espejo

Quilicura/7/06/07




* Publicado en la revista virtual EL PUÑAL.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Este espacio está abierto para tus impresiones. Úsalo con el mismo respeto conque yo me muestro para ti.
Se agradece...