martes, 28 de junio de 2016

Poema PARED CONTRARIA

 





Ahora haces falta, hombre

cuando el muchacho es crecido y con la madre no basta.

No hay cimiento que se afiance si no hay la pared contraria.


Hoy, tú le haces falta.

Cuando ya sabe de amores, de traición y desconfianzas

y retenido se halla

el abrazo de la niña que a su corazón llama:

esa que lo nombra padre, la dulzura, la añorada…

No exagero: le haces falta.

Aunque no sepa tu nombre

aunque no esboce tu cara

en su sangre te percibe y es tu abrazo lo que aguarda.

No dejes que la amargura contamine la esperanza

ni que la muerte te “cobre” con ese peso en el alma.

No mezquines,

no le niegues la certeza

de reencontrarse en tus ojos y escucharse en tu palabra.



Te lo digo sin rencores, sin envidia y en voz baja:

 hoy, sé le haces falta.

 

 

Amanda Espejo
Quilicura / junio - 2016

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Este espacio está abierto para tus impresiones. Úsalo con el mismo respeto conque yo me muestro para ti.
Se agradece...